Sin categoría

El abanico como complemento ideal

¿cómo llegó el abanico a españa?

Se cree que por el siglo XV los trajeron a Portugal, España e Italia desde China.

Cuenta una leyenda japonesa, que un artesano imitó la forma de plegar de las alas de un murciélago.

Escena abanico
Escena abanico. Escena abanico
Pinterest – maestrosdelretrato.blogspot.nl

En España la época de máximo esplendor de los abanicos fue durante los reinados de Luis XIV Luis XV , en donde eran complemento indispensable en el vestuario de una gran señora. 

Lenguaje y señas con el abanico

A pesar de que hoy día el uso del abanico no conlleva estas señales, os las compartimos para que conozcáis todo lo que se puede decir sin palabras:

1. Abanicarse rápidamente. Te amo con intensidad.

2. Abanicarse lentamente. Abanicarse de forma pausada, significa soy una señora casada y me eres indiferente. También si se abre y cierra muy despacio se le atribuye este mismo significado.

3. Cerrar despacio. Cerrar de esta forma el abanico significa “Sí”. Si se abre y cierra rápidamente el abanico significa, “Cuidado, estoy comprometida”.

4. Cerrar rápido. Cerrar el abanico de forma rápida y airada significa “No”.

5. Caer el abanico. Dejar caer el abanico significa: te pertenezco.

6. Levantar los cabellos. Si levanta los cabellos o mueve el flequillo con el abanico significa que piensa en ti, que no te olvida.

7. Contar varillas. Si cuenta las varillas del abanico o pasa los dedos por ellas quiere decir que quiere hablar con nosotros.

8. Cubrirse del sol. Significa que eres feo, que no le gustas.

9. Apoyarlo sobre la mejilla. Si se apoya el abanico sobre la mejilla derecha significa “Si”. Si lo hacer sobre la mejilla izquierda significa “No”.

10. Prestar el abanico. Si presta el abanico a su acompañante, significa “malos presagios”. Si se lo da a su madre, quiere decir “te despido, se acabó”.

11. Dar un golpe. Un golpe o unos golpecitos con el abanico sobre un objeto, significa impaciencia.

12. Sujetar con las dos manos. Si sujeta el abanico abierto con las dos manos, significa “es mejor que me olvides”.

14. Cubrirse los ojos. Con el abanico abierto, significa “te quiero”. Si se cubre el rostro puede significar “cuidado, nos vigilan”.

15. Pasarlo por los ojos. Si se pasa el abanico por los ojos significa, “lo siento”. Si cierra el abanico tocándose los ojos quiere decir, “cuándo te puedo ver”.

16. Abrir el abanico y mostrarlo. Significa, “Puedes esperarme”.

17. Cubrirse la cara. Cubrirse la cara con el abanico abierto, a la altura de la frente, significa: “sígueme cuando me vaya”.

18. A medio abrir. Apoyar el abanico a medio abrir sobre los labios quiere decir “puedes besarme”.

19. Apoyar los labios. Si apoya los labios sobre el abanico o sus padrones, significa desconfianza, “no me fío”.

20. Pasarlo por la mejilla. Significa, “estoy casada”.

21. Deslizarlo sobre los ojos. Significa: “vete, por favor”.

22. Mano izquierda. Llevarlo en la mano izquierda quiere decir: “deseo conocerte”. Mover el abanico con la mano izquierda significa: “nos observan”.

23. Mano derecha. Llevar el abanico o moverlo con la mano derecha, significa: “amo a otro”.

24. Pasarlo de una mano a otra. Significa, “estás flirteando con otra” o “eres un atrevido”.

25. Girarlo con la mano derecha. Significa: “no me gustas”.

26. Tocar la palma de la mano. Quiere decir: “estoy pensando si te quiero”.

27. Sobre el corazón. Apoyar el abanico abierto sobre el corazón o el pecho, quiere decir: “te amo” o “sufro por tu amor”.

Fuente de información: protocolo.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *